Páginas vistas en total

jueves, 18 de abril de 2013

¿Quién ganó la carrera espacial?


Este doce de Abril se cumplieron 52 años de la primera llegada del hombre al espacio. Este acontecimiento, sin duda imborrable en la historia, se enmarcó dentro de una lucha total entre las dos superpotencias del momento, los Estados Unidos de América y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. La guerra fría puso frente a frente a dos formas de concebir la economía, la política y la sociedad en general, sabemos quien ganó la guerra fría, pero a veces la victoria del bloque capitalista no hace enturbiar los logros del otro bando y simplificar esas batallas que enhebraron la guerra fría hasta realmente perder la percepción de las mismas. En otro artículo analizábamos la “batalla” en el mundo del deporte, y concretamente en los juegos olímpicos, hoy toca analizar otra “batalla”, la carrera espacial. ¿Quién ganó realmente esta batalla?


Tras la segunda guerra mundial el planeta quedaba dividido en dos bloques, la URSS emergía como gran potencia económica, militar y como referente para buena parte de las clases trabajadoras del mundo, así mismo por sus victorias frente a los nazis su zona de influencia se ampliaba hasta la Europa central. Por otro lado los EEUU se colocaban definitivamente como primera potencia industrial y económica del mundo, en 1945 el 60% de la producción industrial mundial pertenecía al gigante norteamericano, además su ejército estaba desplegado en media Asia y en media Europa, lo que aumentaba su capacidad de influencia como nunca antes. Es importante reseñar la cantidad de intelectuales con los que contaba EEUU, emigrados europeos del este de Europa o de Alemania y Austria, que tras el ascenso de Hitler al poder se exiliaron al otro lado del Atlántico, por ejemplo Einstein –padre de la bomba atómica-  o Julius Oppenheimer –líder del proyecto Manhattan-.

Al inicio de la guerra fría la ventaja era clara hacia los EEUU, no habían sufrido la guerra en su mismo territorio y llevaban ya más de un siglo de industrialización, además contaban con algunas de las mentes más brillantes del viejo continente, lo que supuso que fuera el primer estado en desarrollar una bomba atómica (Y el único en lanzarla sobre población civil). Los soviéticos tardarían poco en desarrollar la suya propia, sin embargo la URSS no podía dedicar todos sus esfuerzos a estos ámbitos científicos, 25 millones de sus ciudadanos y la parte de su territorio más desarrollado acababan de ser destruidos por el ejército nazi, la URSS se enfrentaría así a la labor de reconstrucción más grande en la historia de la humanidad. Viendo esta situación y teniendo en cuenta que la industrialización en Rusia no empezaría -y además tímidamente- hasta principios el siglo XX, vemos como la superioridad norteamericana era abismal.

Gracias al desarrollo tecnológico y al crecimiento de las fuerzas productivas durante la posguerra, las dos potencias pudieron poner sus objetivos más allá del planeta tierra, en el espacio. Llegar al espacio y controlarlo sería beneficioso por varias razones; primero, una razón de prestigio, el que antes lo consiguiera demostraría al planeta quien está más desarrollado científica y tecnológicamente,  segundo; una razón militar y estratégica, desde el espacio puedes controlar el planeta, puedes observar la retaguardia del enemigo e incluso lanzar misiles intercontinentales que superarían con mucho a los misiles existentes hasta entonces, y tercero, razones puramente científicas.

¿Cuándo comienza la carrera espacial? Con el lanzamiento del Sputnik 1 en Octubre de 1957, el primer satélite en el espacio. Este hecho causó enorme conmoción en los dos bandos. Para los soviéticos y sus simpatizantes en todo el mundo, demostraba como la URSS se había recuperado de la guerra e
Sputnik 1
iniciaba una nueva era donde la tecnología y la ciencia tendrían un papel primordial al servicio de la humanidad. En EEUU este adelanto por parte de los soviéticos causó un verdadero trauma conocido como “crisis del Sputnik”, hasta ese momento los norteamericanos se veían muy superiores tecnológicamente a cualquier país, y en parte tenían razón, hasta que la URSS les superó. A partir de este momento el gobierno de EEUU empieza a invertir grandes cantidades de dinero en la carrera espacial, fundando la NASA, sin embargo los frutos tardarían en llegar.

Un mes más tarde EEUU recibiría otro mazazo, en noviembre del 57 los soviéticos mandaban al primer ser vivo al espacio, la perra Laika, murió en el
intento, pero los avances conseguidos gracias a este viaje hicieron posible que un par de años más tarde se lanzaran los primeros seres vivos al espacio y volviesen con vida.

Mientras tanto EEUU se ponía en marcha y tras varios intentos fallidos mandaba su primer satélite al espacio en Enero de 1958, el Explorer 1. El gobierno estadounidense se dotó de los mejores ingenieros aeroespaciales del mundo, entre ellos unos cuantos nazis integrantes del III Reich, como Wernher Von Braun, diseñador del cohete nazi V-2 y que a posteriori sería el diseñador del cohete que mandó al primer hombre a la luna. (Cientos de intelectuales y especialistas nazis acabaron trabajando para EEUU gracias a la operación Paperclip, que consistió en absolver de los juicios de Nuremberg  a los criminales nazis que pudiesen ayudar a EEUU en la futura guerra contra la URSS)

En Agosto de 1960 la URSS volvía a dar otro golpe sobre la mesa, los primeros animales regresaban vivos del espacio, lo que significaba que la llegada del hombre al espacio estaba cada vez más cerca. Se lanzaron 10 Sputniks con diferentes animales, plantas, electrodomésticos, maniquís… antes del lanzamiento definitivo.

Y así el 12 de Abril de 1961 el primer ser humano, Yuri Gagarin fue enviado al espacio, orbitó alrededor de la tierra y aterrizó con vida, una gesta humana que engrandeció la popularidad de la URSS y lo que en esos momentos se veía como una superioridad clara del equipo espacial soviético al estadounidense.



23 días después, el Norteamericano Alan Shepard viajaría al espacio en una misión, suborbital, sería John Gleen unos meses después el encargado de emular la gesta de Gagarin al orbitar la tierra.

Estamos en el punto álgido de la carrera espacial, y la URSS volvió a encumbrarse con la primera mujer en el espacio; Valentina Tereshkova en Junio de 1963, el primer vuelo con más de dos tripulantes, el Vosjod 1 de 1964 o el primer paseo espacial, de Alexei Leonov en la Vosjod 2 en Marzo de 1965. En estos momentos es cuando llegan las primeras sondas sin tripular a la Luna, también soviéticas.



Sin embargo, el ultrasecreto programa Apolo iba a conseguir la primera victoria importante en la carrera espacial para los EEUU, el 20 de Julio de 1969 Neil Amstrong se convertía en el primer humano en poner el pie sobre la superficie lunar, un evento histórico tan sumamente mediatizado que, por lo menos en occidente, llegó a eclipsar los anteriores logros soviéticos, el peso en el imaginario colectivo de ver a un humano caminando por otro planeta encumbró al equipo espacial estadounidense.



La carrera espacial siguió adelante, se mandaron las primeras naves sobre la superficie de Marte, las Marsni 2 y 3 soviéticas en 1971, y las Viking norteamericanas en 1976 que traerían las primeras imágenes.

A la altura de los años 70 la carrera espacial empezó a perder sentido, las dos potencias habían alcanzado niveles tales de sofisticación que ya podían destruirse mutuamente, sus economías empezaban a resentirse y sus objetivos empezaron a ser otros, la inversión en el espacio disminuyó y se llegó a un “fin pactado” de esta carrera, en 1975 las naves Soyuz y Apollo se acoplaban en el espacio pudiendo así pasar cosmonautas y astronautas de una nave a otra. Algunos autores consideran este el final de la carrera espacial, sin embargo la competencia siguió hasta la caída de la URSS. Para las autoridades soviéticas el final de su proyecto espacial llegaría cuando pudiesen establecer una estación permanente en el espacio, es decir, una estación habitada los 365 días del año, este objetivo se conseguiría en 1986, con la creación de la MIR (Paz o Mundo en ruso), inicialmente preparada para aguantar 5 años en órbita duró hasta 2001 cuando fue derribada de forma controlada. En esta estación se desarrollaron las mayores investigaciones científicas en el espacio.

La MIR

Bien, para la URSS la carrera espacial terminó el día que se disolvió, su proyecto de estación permanente en el espacio se quedó a medias y finalmente en el imaginario colectivo quedó que el vencedor de la carrera espacial, así como de la guerra fría, fueron los EEUU. Sin embargo es nuestro deber repasar la historia y analizarla sin que la propaganda nos afecte, con los datos en la mano, y viendo el número de misiones exitosas de un país y de otro queda claro que fue la URSS quien ganó esta carrera al demostrar una capacidad tecnológica y de acción muy superior a la de EEUU.

Con la carrera espacial se desmonta uno de los mitos que existe sobre el sistema socialista, que no es capaz de innovar ni de superar al sistema capitalista. La historia nos lo demuestra.

Aunque la URSS ganara esa batalla, fue EEUU quien ganó la guerra, y desde su hegemonía cultural y propagandística ha sido capaz de hacernos creer que fueron ellos los que también ganaron la batalla espacial, en España pudimos ver televisada la llegada a la Luna, pero nunca vimos como Yuri Gagarin surcó el espacio a grito de ¡Poyejali! Lo que también debería hacernos reflexionar…


1 comentario:

  1. tal como dice el articulo, la urss, fue mas grande ya que gano gran parte de la guerra y con la mitad del pais destruido forjo la era espacial con su propia gente, nada mas de lo contrario de ee.uu que lo hizo con criminales de guerra

    ResponderEliminar